miércoles, 22 de julio de 2015

Cañón del Ebro y Rudrón ( Ruta, Pesquera de Ebro a Valdelateja) Valle de Sedano (Burgos)







(Ruta Pesquera de Ebro a Valdelateja.)

Valle de Sedano –Burgos-

(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante por pequeño que sea)

“Sensaciones en la cima”


21 de julio  2015
La ruta es de  baja dificultad.
Antes de llegar a Pesquera de Ebro visitamos el Centro de Interpretación de Arte Rupestre de  Santa  María de Valverde - un monje con humor, muy simpático- Pasamos por Polientes, Orbaneja del Castillo hasta salir a la carretera Burgos-Santander. -Dirección Santander-
 La ruta es circular, aunque nosotros como consecuencia de la tormenta la hicimos desde Pesquera de Ebro a Valdelateja y regresamos por el mismo camino. No pudimos ir por lo más alto de las Hoces, ni ver el pueblo medieval de Cortiguera., pero, a pesar de aguantar el chaparrón, lo pasamos muy bien y fue una marcha muy divertida.
Recorrimos 15 km.
Ruta señalizada de senderismo.
Andantes: Alfonso, Pepi, Manolo, Lili, Mª José y Teo.




Disfrutamos de estos enclaves paisajísticos,  de las hoces, de las paredes verticales del cañón, de las piedras calizas erosionadas.


“Sensaciones”



CAÑON DEL EBRO Y RUDRÓN
(Ruta, Pesquera de Ebro a Valdelateja.)

Del sol intenso de la mañana, pasamos  a la enfurecida tormenta de la tarde.
Atrás hemos dejado los escudos y balconadas del señorial pueblo Pesquera de Ebro.
Junto con nuestros amigos de Utrera y de Jerez, caminamos con ilusión  por la senda  de la orilla del río. La sombra de la densa vegetación de chopos, álamos y avellanos, nos protege de los abrasadores  rayos del sol de la mañana.
Disfrutamos de estos enclaves paisajísticos,  de las hoces, de las paredes verticales del cañón, de las piedras calizas erosionadas.
En ocasiones, el caudal varía a lo largo del recorrido y  toman fuerza sus aguas formando pequeños torrentes, y aprovechamos para fotografiarlos; este espacio natural es espectacular.
En Valdelateja hemos disfrutado de la comida campestre,  tortillas,  filetes empanados,  cervezas, chupitos.
El cielo se oscurece, suenan  truenos, cae agua en abundancia, granizos violentos; la situación ha empeorado,  bajo el dintel de una puerta y bajo el alero del tejado, nos  resguardamos y contemplamos tranquilamente el correr  del agua y del granizo por sus calles.
Regresamos por la misma senda;  la lluvia se vengaría de nuestra estoicidad  y descargó con virulencia sus aguas sobre nosotros, e hizo que los chubasqueros no fueran lo  suficiente para protegernos.
 Escampó y a pesar de estas contrariedades, la marcha resultó divertida, risas triunfadoras y con muy buen humor y yo veía un elefante con su trompa en la copa del un árbol y apenas  había bebido


Junto con nuestros amigos de Utrera y de Jerez, caminamos con ilusión  por la senda  de la orilla del río.







La sombra de la densa vegetación de chopos, álamos y avellanos, nos protege de los abrasadores  rayos del sol de la mañana.


En ocasiones, el caudal varía a lo largo del recorrido y  toman fuerza sus aguas formando pequeños torrentes, y aprovechamos para fotografiarlos


Estas chicas muy simpáticas





la densa vegetación



Los Indiana Jones andaluces




la densa vegetación nos protege del sol y no había llovido todavía



Los rayos del sol las ilumina





La vegetación y el agua muy bonita


El puente del Porvenir


En Valdelateja hemos disfrutado de la comida campestre,  tortillas,  filetes empanados,  cervezas, chupitos.







Al fondo, las hoces y  todavía no había llovido.














La lluvia se vengaría de nuestra estoicidad y descargó con virulencia sobre nosotros, e hizo que los chubasqueros no fueran lo  suficiente para protegernos.






Eto es chulería, mama mía. Que guapo estas


Y resistieron a la lluvia, a los granizos, a la tormenta.


Protegidos por las rocas




 Escampó y a pesar de estas contrariedades, la marcha resultó divertida, risas triunfadoras y con muy buen humor


Yo veía un elefante con su trompa en la copa del un árbol y apenas  había bebido








 Escampó y a pesar de estas contrariedades, la marcha resultó divertida, risas triunfadoras y con muy buen humor y yo veía un elefante con su trompa en la copa del un árbol y apenas  había bebido





Que buenos estaban los chupitos

jueves, 16 de julio de 2015

EL SECRETO DEL PICO ESPIGÚETE -Peña el Tejo- MONTAÑA PALENTINA







(Peña el Tejo 2.002 m. Pico Pardigo 2.004 m.)

Montaña Palentina

(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante por pequeño que sea)

“Sensaciones en la cima”


15 de julio  2015
La ruta  es de  dificultad media. Recorrido circular
Recorrimos 14 km.
Desde Cervera de Pisuerga  en coche hasta Puente Agudín (Antes de llegar a Cardaño de Abajo)
Comenzamos a subir por el camino de la derecha; a la izquierda, dejamos el chozo y ascendemos por la Canal de Valdemota hasta llegar a la Peña del Tejo, pasamos al Pico Pardigo o Coto Blanco y bajamos al valle de Lamas. Margen izquierda del río y Puente Agudín. La comida exquisita en Vidrieros de la mano de Javi. “El Molino”

Caminantes: Manolo, Luis, Alberto, Dado, Teo Hernández y Busta., Fernando y Juán.


el “cristo del Espigüete” tendido sobre su ladera, es el “cristo del viento” o el " hombre de las nieves del Espigúete".
Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca, sus brazos extendidos, su pecho. 

video


“Sensaciones”



EL  OTRO SECRETO DEL PICO ESPIGÚETE
(Peña el Tejo 2.002 m. Pico Pardigo 2.004 m.)


         Atrás ha quedado Puente Agudín, las vacas  en la aridez del pantano vacío de Camporredondo, la flor amarilla antidepresiva, hipérico dice Luis que se llama  y el ascenso por los pedregales de la Canal de Valdemota.
         Estamos en lo más alto de la cima de la Peña el Tejo. El cielo azul, intenso, luminoso; un aire fresco, transparente, reparador. Se respira olor de campo; un espectáculo de sensaciones para contemplar, una panorámica fantástica de nuestros valles y montañas
         Bajamos por la vereda del Collado de Lamas. La marea se mantiene,  nos refrigera.
Antes de bajar al valle, frente a nosotros, el secreto mejor guardado del coloso roquero del Pico Espigüete. Un magnífico marco natural. Piedra labrada, esculpida en la roca viva. Allí, arriba, está tendido sobre su ladera. Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca, sus brazos extendidos, su pecho. Somos testigos privilegiados.
         Desde el Collado de Lamas, antes de bajar al valle, como una explosión fortuita, aparece ante nosotros su imagen, es el “cristo del Espigüete” tendido sobre su ladera, es el “cristo del viento” o el " hombre de las nieves del Espigúete". Fascina contemplar este espacio de la naturaleza.
         Caminamos por la orilla del río, algunos abedules caídos por el viento. Puente Agudín.




Las vacas  en la aridez del pantano vacío de Camporredondo 


Una flor muy común en nuestro entorno, con propiedades curativas, antidepresivas, cicatrizantes Hipérico (Hypericum perforatum L.)  Luis nos documnta y nos dice su nombre.




Pantano de Camporredondo vacio, al fondo Cardaño de Abajo 





Ascenso por los pedregales de la Canal de Valdemota.




Curiosidades de la montaña


Al fondo el coloso roquero del Pico Espigüete. (Foto Juan)

 



Un espectáculo de sensaciones para contemplar, una panorámica fantástica de nuestros valles y montañas

 

(Foto Juan) espectáculo natural




Te de Peña (Sideritis Hyssopifolia) En Castilla está dentro de las plantas con aprovechamiento regulado...se permite recoger 2 Kg por recolector en el año ( Información de Luis que es todo un experto)


Bajada por el Collado de las Lamas




Desde el Collado de Lamas, antes de bajar al valle, como una explosión fortuita, aparece ante nosotros su imagen, es el “cristo del Espigüete” tendido sobre su ladera, es el “cristo del viento”el " hombre de las nieves del Espigúete" . Fascina contemplar este espacio de la naturaleza.
(Foto Juán)

Piedra labrada, esculpida en la roca viva. Allí, arriba está tendido sobre su ladera. Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca. Somos testigos privilegiados.


 Foto Juam


Antes de bajar al valle, frente a nosotros, el secreto mejor guardado del coloso roquero del Pico Espigüete. Un magnífico marco natural. El Cristo del viento.


Piedra labrada, esculpida en la roca viva. Allí, arriba está tendido sobre su ladera. Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca. Somos testigos privilegiados.






Pico Espiguete, majestuoso


Al fondo Pico Espigüete (Foto Juan)






Foto Juan